376: el flujo de ir lento

jueves, 25 de septiembre de 2014 22:48:00

0 ✉
Debería quitar el mal hábito de escribir cada un mes o quizás comenzar a llenar este lugar de palabras, aunque sean sin sentido.
Cada vez que llegan las fiestas patrias, solo puedo pensar en una cosa: el fin de año está cerca. Otro año en cual se debería asumir un nuevo porcentaje de madurez, crecimiento y logros personales, pero bueno~ hay cosas que no se pueden lograr ni en ochenta años o trescientas guerras. Hay cosas que nunca van a cambiar, otras que cambian pero se tornan de otro color siendo la misma cosa. Personas que no importa cuantos cambios de ropa tengan, no pueden mejorar.

De pronto la enfermedad vuelve y les contagia a todos, aunque intento no padecer la enfermedad, intenta arrastrarme. Protección, lo que sea... no, a veces solo me atrapa y me dejo llevar, pero solo un poco. Los ladridos de mi cabeza no me dejan pensarlo mucho, es agradable, me gusta que sea así.

Tengo algunas ideas claras de lo que debo hacer, pero detesto enormemente la presión que rodea, no hay nada más que promesas incumplidas y otros... otros que ya no recuerdo.

A veces tengo miedo de mi cabeza (creo que ya lo había mencionado) lamento ser repetitivo con eso, pero siento el miedo de despertar un día y no saber donde ir, no saber donde estoy, no saber quien son los que me rodean. Incluso a veces cuando te ves expuesto a hablar tanto de trastornos o problemas, es inevitable no familiarizarse con el "yo también lo he sentido" pero no, ya nada es algo tarde para algunas cosas. Solo lo más importante, el no olvidar ni nombre y el no olvidar su nombre.

En ocasiones, veo la cara de todos como intentado decirme algo, quizás algo sin sentido, algo inexplicable. Pero creo que eso es objetivo de mi paranoia o quizás, otro producto de la dispersión. No pensaré en eso por ahora.

Mejor apagaré esto, olvidaré a todos y seguiré leyendo, si... eso es lo mejor.


Etiquetas: ,